bullet journal

Bullet Journal es un método de anotación analógico orientado a organización personal, aunque también se puede usar para fines de productividad. Permite anotar todo tipo de tareas pendientes, cosas que hacer, listas de intereses, etc. de una manera sencilla y organizada de manera que tengamos siempre organizados nuestros objetivos o intereses. Es un método analógico, se basa en una libreta y un bolígrafo o lápiz como métodos de anotación. En la web de Bullet Journal hay un video y toda la información con la descripción del sistema de anotación.

La esencia del método consiste en usar una libreta con hojas numeradas para hacer anotaciones. En la primera página crearemos un índice referenciando al resto de páginas. Podemos crear varios tipos de páginas, siendo las principales las siguientes:

  • Página de planificación mensual. Consiste en una página que anotamos los días del mes, uno por renglón, junto con el día de la semana correspondiente. A continuación ponemos en cada día las citas que tengamos para ese día. Si son muchas mejor crear una hoja para ese día.
  • Página de tareas mensual. Se puede crear al lado de la página de planificación mensual y anotaremos las tareas que tenemos que realizar en el mes, siempre que no estén ligadas a una fecha concreta. Si una tarea supone una cita para un día determinado se debe anotar en la página de planificación mensual.
  • Página de tareas diarias. Es una página con todas las entradas de tareas, eventos o notas de un día determinado.
  • Listas temáticas. Listas de algo que nos interese, por ejemplo libros que tengamos en mente comprar o películas que queremos ver.

Las entradas llevan delante un bullet que es una viñeta indicando el significado de la entrada. Para tareas pendientes se usa un cuadrado, como un checkbox en blanco, y cuando se completa se marca el cuadrado. En el caso de eventos se usa un círculo, y para las notas un punto o un circulo relleno. También se pueden usar indicadores que se ponen delante de la viñeta para remarcar su significado. Los normales son una estrella para remarcar prioridad de una entrada, una exclamación para indicar que se trata de una idea y un ojo para indicar que es una entrada sobre la cual se debe buscar más información.

Llevo usando BulletJournal como método de organización desde principios de este año y realmente me gusta mucho. Es una manera sencilla de organizarse las tareas de manera que no olvides nada de lo que tienes que hacer, es un método sencillo y flexible. Reconozco que usar una libreta y un bolígrafo tiene algo de fetichista en los tiempos que corren, pero a mi me gusta y me funciona bien. Me gustan mucho los artículos de escritura como libretas, bolígrafos y lápices y este método es una justificación ideal para utilizarlos. Para usar el método tienes que utiliziar una libreta que tenga al menos 31 filas de cuadrículas – una por día del mes – e intentar hacer buena letra. A continuación muestro mi página de planificación y mi página de tareas del mes de mayo.

mi Bullet Journal

Una de las cosas que me gustan de BulletJournal es lo sencillo que es crear cadenas de Seinfield con este método. Por ejemplo puedes anotar los días que haces ejercicio o que dedicas un mínimo de media hora a estudiar loquesea simplemente anotando al lado del día de la semana un simbolo determinado. Por ejemplo en la imagen tengo anotado con una ‘e’ los días que pude hacer ejercicio físico en el mes de Mayo. Rapidamente se ve que es un tema en el que debo mejorar.

zoner photo studio

Durante el último año se ha incrementado notablemente mi afición por la fotografía. Esto ha supuesto, entre otras cosas, que el número de fotografías almacenadas en mi PC se ha incrementado enormemente hasta hacer necesario una herramienta para gestionarlas y para hacer retoques de las mismas. No tenía ningún programa de estas características y me puse a buscar.

Dentro de esta categoría de programas creo que hay una killer application clara y es Adobe Lightroom. Sin embargo mi intención era buscar una alternativa a este programa por varios motivos. Uno era el precio del programa, que es demasiado elevado para un uso de aficionado, y otro era la complejidad del mismo. Desde el principio es un programa que impresiona por la cantidad de opciones que tiene y yo quería un programa mas sencillo de usar. Buscando, buscando encontré Zoner Photo Studio o ZPS.

ZPS es un programa de organización de fotografías que incorpora un funciones de edición. Consta de varios módulos, que en el programa aparecen separados por pestañas, y su utilización es bastante sencilla permitiendo sacarle partido desde los primeros días de uso. Yo utilizo la versión 16 que es la que actualmente se puede descargar desde la web. Esta versión está unicamente en inglés, pero existe al menos una versión en español de la versión 15 aunque yo no la he probado. Mi intención con esta entrada es dar visibilidad al programa, simplemente porque me gusta mucho y creo que es un gran desconocido para todos los aficionados a la fotografía. No es una revisión exhaustiva, puesto que para describir todas las opciones del programa necesitaría un libro entero.

Una de las características de ZPS es que incorpora una función automática de copia de seguridad de fotografías, de manera que al retocar una foto el programa hace una copia de seguridad automática de la foto en la ubicación que tenga definida en la configuración. No guarda pasos intermedios de un proceso de retoque, unicamente hace una copia del original.

El aspecto del programa es el siguiente:

Zoner Photo Studio – Módulo Manager
Zoner Photo Studio – Módulo Manager

Los módulos de ZPS son estos:

  • Import: permite realizar la importación de fotos desde una cámara o desde una carpeta de nuestro PC, y realizar la clasificación de las fotografías incorporadas en carpetas de la manera que más nos interese.
  • Manager: permite realizar la gestión de las fotografías, recorriendo las carpetas de nuestro PC para mostrar miniaturas de las fotos o bien previsualizar una foto en concreto. Cuando se previsualiza una foto ZPS muestra su histograma e información EXIF. En el Manager se puede asignar etiquetas a las fotos, poner puntuación y marcas de color, todo esto se podrá usar después para hacer búsquedas. También se pueden modificar datos EXIF incorrectos, como fechas, y renombrar fotos de manera masiva.
  • Viewer: es un visor de fotos que muestra una previsualización grande de una foto y una tira de miniaturas de las fotos de la carpeta donde estemos. Permite hacer presentaciones de las fotografías.
  • Editor: es un editor de fotos con todas las herramientas de edición que traen este tipo de programas como editor de niveles, separación de canales de colores, recorte, alineación, …
  • Zoner Photo Studio 16 - Módulo Editor
    Zoner Photo Studio 16 – Módulo Editor
  • RAW: es un revelador RAW que permite trabajar con fotos en este formato y modificar parámetros como la exposición, las curvas o el balance de blancos. Una vez modificada la foto podemos enviarla al editor y guardarla como JPG o en el formato que queramos.
  • Soner Photo Studio - Módulo RAW
    Soner Photo Studio – Módulo RAW

    Para finalizar, hay tres apartados de la configuración de ZPS que quiero resaltar puesto que es importante modificarlos, y son la compresión de archivos JPG y la ubicación del catálogo y de las copias de seguridad de las fotos. Estas opciones se acceden desde Settings > Preferences en la ventana principal de la aplicación.

    La compresión de archivos JPG está en el apartado General de las preferencias. Por defecto está al 95%, lo que quiere decir que cada vez que retoquemos un archivo JPG al guardarlo habrá pérdida. Yo lo he cambiado a 100% para minimizar la perdida de información.

    Respecto a la ubicación del catálogo y de las copias de seguridad, yo lo he cambiado a una ruta de la cual hago copias de seguridad de manera habitual. Tengo todas las fotos en D:\Fotos y ahí he creado una carpeta llamada Zoner y dentro están las carpetas del catálogo y de backup de ZPS. De esta manera al hacer una copia de seguridad de mis fotos también la hago del catálogo de ZPS y de las copias de seguridad que el propio programa hace de las fotos. Estas opciones están en Preferences > Catalog y Preferences > Backup respectivamente.

    El programa cuenta con multitud de opciones de impresión de fotografías permitiendo hacer uso de plantillas, imprimar calendarios, etc. y también publicar en linea en Facebook, Picasa, Flickr y Zonerama, un servicio propio de alojamiento de fotografías.

    Hay tres versiones de ZPS: una gratuita que es perfectamente válida para aprender a usar el programa, una edición home y la profesional que es la que trae la opción de revelado RAW. Las funcionalidades de cada edición las tienes en la página de compra. El precio oficial de la versión Pro es de 89$ pero buscando por internet existen cupones de descuento que dejan el precio del programa por bastante menos de la mitad de ese precio.

    Por último, quiero reseñar que ZPS no es sólo un programa sino que es una comunidad que aglutina tutoriales de ZPS, un sitio web para subir fotografías llamado Zonerama donde hay una inspiradora selección de fotografías y un magazine de fotografía llamado Zonerama Magazine que cubre aspectos de fotografía digital.

fotos de viaje en Euskadi

Desde que hice el curso de fotografía de thewebfoto cada vez me atrae más todo lo relacionado con la fotografía. Esta Semana Santa estuvimos en Euskadi y aproveché para hacer fotos, aquí os dejo unas cuantas de ellas. Las fotos fueron tomadas con mi Lumix DMC-G3. La foto del puerto de Bermeo me parece especialmente bonita y ocupa actualmente el fondo de mi escritorio.

david y goliat

He terminado de leer David y Goliat, de Malcolm Gladwell. Soy un gran seguidor de este autor, he leido todos sus libros con excepción de algunos capítulos de ‘Lo que el perro vió’, pero esta vez he terminado la lectura del libro un tanto decepcionado. El libro tiene un buen punto de partida, que es exponer cómo una deficiencia aparente puede ser una ventaja en determinadas situaciones, pero creo que le falta consistencia a la hora de exponer un argumentario común al libro. Quizá la culpa sea que sus anteriores libros me gustaron mucho, y en ellos si que me convenció de sus teorías. En ellos sí había un nexo o guión común a todas las situaciones que se exponían, pero en este último libro Gladwell no consigue, desde mi punto de vista, plantear una teoría o un punto de vista claro sobre las situaciones de desventaja. Leer a Gladwell es abrir las puertas a pensamientos o formas de pensar totalmente distintos a los habituales, y pese a que este libro no sea uno de los mejores que ha escrito sigue siendo uno de mis escritores favoritos de no ficción. Me encanta leer las argumentaciones que realiza y la manera en que las documenta con hechos y estudios la mayoría de veces desconocidos para mi.

El libro tiene pasajes realmente buenos, como acostubra el autor, como por ejemplo cuando de la influencia de la elección de la universidad en los resultados académicos de los estudiantes. En este capítulo presenta el test de reflexión cognitiva. Este test sirve para medir la capacidad de atención que una persona es capaz de prestar para resolver tres sencillas preguntas y alterando las condiciones del test a peor, escritas en letra más pequeña o con menor intensidad, los resultados son paradojicamente mejores.

Y sobre todo, me ha encantado su planteamiento sobre qué consiste la legitimidad de los gobernantes, que es textualmente la siguiente:

Cuando las personas con autoridad quieren que el resto nos comportemos, importa, primero y por encima de todo, cómo se comportan ellas. A esto se le denomina el ‘principio de legitimidad’, y la legitimidad se fundamenta en tres cosas. La primera de todas: las personas que han de obedecer a la autoridad tienen que sentir que tienen voz, que si dan a conocer su opinión serán escuchadas. En segundo lugar, la ley ha de ser predecible. Tiene que haber expectativas razonables que las reglas de mañana sean aproximadamente las mismas que las de hoy. Y, en tercer lugar, la autoridad ha de ser justa. No se puede tratar a un grupo de manera diferente que a otro.

Una explicación más completa sobre el principio de legitimidad, con extractos sacados del libro la puedes leer en esta crítica del libro.

Como conclusión, desde mi punto de vista se trata de un libro un tanto menor de Malcolm Gladwell. Si no has leido nada de este autor, te recomiendo leer ‘El momento clave’ o ‘Fueras de serie’ antes que ‘David y Goliat’.

los tres hábitos que cambiarán mi vida

Desde hace tiempo estoy interesado en el minimalismo como corriente de desarrollo personal. El minimalismo propugna desprenderse paulatinamente de aquello que consideramos accesorio o superfluo en nuestras vidas para centrarnos únicamente en los aspectos esenciales de la misma. He ido interesándome por el tema en la medida en que pienso que los valores que aporta son beneficiosos para lograr un equilibrio y un crecimiento personal.

Uno de los blogs más activos en la difusión de esta corriente existencial en castellano es Homo Minimus. Además de haber traducido a castellano algunos de los libros de Leo Babauta, uno de los gurús de este movimiento, la web tiene muchísimo material propio que merece la pena leer.

A principio de este año 2014, Homo Minimus ha lanzado el proyecto de transformación anunciado en el post Los tres hábitos que cambiarán tu vida. Como suscriptor del blog he descargado el libro y me parece un reto en el que merece la pena embarcarse. Así que hago pública mi participación en el mismo, y animo a cualquier persona interesada en su propio desarrollo personal a involucrarse en el mismo. Nos vemos en el blog de Homo Minumus.

fondos de escritorio con mensaje

Ya he hablado anteriormente de mi predilección por los fondos de escritorio minimalistas. Este año he estado usando un par de ellos de fabricación propia.

El primero contiene los seis principios de la productividad sacados del libro El poder de lo simple de Leo Babauta.

slate_600_green

El segundo contiene el Holstee manifesto, un texto que encuentro especialmente motivador en momentos en que la cosa se pone negra en la cabeza.

holstee_600

Los dejo comprimidos en ZIP en el tamaño 1400*900 que es el de mis monitores.

Fondos con mensaje

este blog cumple 10 años

Hoy se cumplen 10 años de mi primer post en software*, que fue mi primer blog de programación. El contenido de este blog se puede leer siguiendo el enlace que está en la parte inferior de la barra lateral. Las primeras entradas fueron ‘a mano’, editando el código HTML para hacer los enlaces y demás, puesto que por aquel entonces apensa había gestores de contenidos. Luego pasé primero a MovebleType y luego a WordPress, y la cosa mejoró bastante. Después el blog tomó entidad propia, y paso a estar en un dominio propio Avemundi.com cuyo registro todavía conservo y tengo reservado para algún futuro proyecto. Y el año pasado traje el blog de avemundi a alanit, refundiendo todas las entradas aunque algunas se perdieron por el camino. En los últimos meses estuve revisando las entradas y clasificándolas en las seis categorías que ahora mismo tiene el blog.

La verdad es que 10 años han dado para mucho, son casi 400 las entradas en este blog, y muchas otras quedaron en mi cabeza y nunca las llegué a publicar. Reconozco que este blog ha sido un tanto extraño y difícil de seguir; he escrito de temas de programación, de mis programas y de otros temas mucho mas personales. Siempre intenté hacer ver que detrás de los programas había una persona, que además de estar interesado en la programación lo está en otras muchas cosas. Y hablando de personas, hay tres a las que quiero agradecer su apoyo incondicional en mi andadura de programador independiente. Son Paco García, Manuel Calero y Jaime Irurzun. A los tres os doy las gracias por vuestro apoyo y vuestra ayuda.

A partir de ahora el blog va a estar mas enfocado en hablar de mis programas, de lo que hacen y de las nuevas funcionalidades que voy añadiendo. Aunque no renuncio a escribir sobre otras cosas que me interesen y me llamen la atención, e intentaré que se ajusten dentro de las seis categorias en que he clasificado las entradas.

abandonar la zona de confort

Durante los últimos 15 años mi zona de confort ha estado delimitada por el uso de sistemas operativos Windows y desarrollo de programas con xHarbour y FWH. Con este par de lenguajes he sido capaz de hacer programación de escritorio en entornos Windows y me he sentido muy cómodo con ellos. Han servido para mi propósito al crear primero jsnsoftware y luego alanit, que era vender software de acuerdo a la modalidad de distribución conocida como shareware. La aventura ha sido muy satisfactoria a nivel personal, pues me ha permitido aprender muchas cosas relativas a hacer y vender software empaquetado. Ha sido una de las cosas que he hecho en mi vida de la que estoy más orgulloso.

Hace tres años que compré mi primer Mac. Desde entonces que tengo el gusanillo de programar en OS X, pero siempre han surgido cosas que me han hecho aplazar el aprendizaje. Quizás la más importante haya sido que Windows era mi primer sistema operativo como usuario. Cuando tenía que arrancar el ordenador para hacer alguna cosa, casi siempre arrancaba Windows. Cuando arrancada Mac era para hacer alguna tarea específica que no podía hacer con Windows. Sin embargo, en el último año las tornas han cambiado. Ahora Mac OS X es mi primer sistema operativo, con el que arranco habitualmente el ordenador, y sólo arranco Windows cuando tengo que hacer alguna tarea específica que no puedo hacer con Mac OS X. Sin embargo el cambio no es completo, me falta precisamente lo que más me gusta hacer con un ordenador: programar.

Así que he decidido retomar el empeño de aprender Cocoa y hacer software para Mac OS X. Esto supone definitivamente abandonar mi zona de confort y entrar en un terreno totalmente desconocido para mi. Aunque en verano los niños mandan, quiero dedicarme a leer el libro de la vespa cuando tenga un ratito, teniendo presente una frase del prólogo del libro que me ha encantado: Antes de continuar, te aseguro que no eres tonto y que simplemente algunas cosas son difíciles. Armado con esta simple afirmación y la cabeza descansada, estás listo para aprender Cocoa.

de nuevo interesado en cocoa

Pese a que en mi trabajo de día vamos de cabeza a programar en Java, sigo dándole vueltas al tema de aprender Cocoa. Las aplicaciones hechas en Java para entornos Mac OS X muchas veces dejan mucho que desear, sobre todo en el aspecto de interfaz de usuario. Además, desde que Apple contrató al desarrollador de los macwidgets su blog está prácticamente muerto lo cual hace presagiar un negro futuro al proyecto.

Además Apple va tomando posturas de fuerza respecto al desarrollo para la plataforma iPhone, que es la misma que se usa para el iPad. Un par de lecturas interesantes sobre el tema están en Daring Fireball en español, en concreto El nuevo acuerdo para los desarrolladores del iPhone prohibe el uso del compilador de Adobe que convierte aplicaciones de Flash al iPhone y Por qué ha cambiado Apple la sección 3.3.1 del acuerdo de desarrollo para el iPhone. Lo que se dice en estos post es que Apple va cerrando puertas a que sus dispositivos se programen con entorno de desarrollo de otras empresas. Impide el uso de compiladores cruzados, que primero desarrollen la aplicación en un entorno distinto y luego compilen para los dispositivos de Apple usando sus SDK y librerías. Es una postura muy radical pero, como dice Daring Fireball, lo que tiene claro Apple es que no va a permitir que nadie le marque el ritmo en el desarrollo de sus dispositivos.

lecturas de invierno, Mankell y Faulks

Uno de los motivos por los cuales ha decaido el ritmo de programación en alanit es debido a que paso más tiempo que antes leyendo. Fui uno de los millones de personas que el año pasado leyó la trilogía de Millenium y esto abrió la puerta a un nuevo género que apenas antes había leido: el de la novela negra, y este invierno este ha sido el género principal que he leído.

Comencé con El hombre inquieto, de Henning Mankell. Lo compré sin haber leido antes a Mankell, pero acerté por completo. Me gustó mucho y decidí comenzar por el principio de la serie, así que leí también Asesinos sin rostro y continué con Los perros de Riga. Los dos me gustaron bastante, y pasé a ser un incondicional del inspector Wallander.

El siguiente libro que leí tenía una temática completamente distinta. Está ambientado en la primera guerra mundial y el libro se llama La canción del cielo y está escrito por Sebastian Faulks. No se como se cruzó en mi camino, pero lo pasé muy bien leyéndolo. Cuando leo un libro únicamente me importa si me gusta la trama y que me entretenga, no soy ningún crítico literario, pero creo que este libro está muy bien escrito y que Faulks es un pedazo de novelista.

El siguiente libro, que estoy leyendo ahora, lo compré por equivocación. Fui buscando el siguiente de Wallander y cogí El retorno del profesor de baile. Es un libro escrito también por Henning Mankell, de novela negra, pero no es Wallander el protagonista, sino un joven policía llamado Stefan Lindman. Para mi, a mitad de la lectura, es el mejor libro que he leido de Mankell hasta ahora. La trama me gusta más que la de los otros libros de Mankell que he leido y el libro me tiene completamente absorbido.