Historia de los lenguajes xBase

Joaquín Hernández Márquez
Trabajo realizado para la asignatura Historia de la Informática y Metodología de la Ciencia
Reproducido con autorización del autor 24.ene.2003

El término de lenguajes xBase nace de un sistema de gestión de bases de datos llamado dBase, que en los años 80 y 90 dominó el mercado de las bases de datos. Este éxito dió lugar a una serie de herramientas y productos que imitaban su forma de manejar tablas de datos mediante una serie de comandos interactivos que pasaron a agruparse en programas, constituyendo así un autentico lenguaje de programación.

Los orígenes.

La historia de dBase comienza en 1970 con un sistema llamado RETRIEVE. RETRIEVE era comercializado por Tymsahre Corporation y se usaba en el Jet Propulsion Laboratory de Pasadena, en California, como base de datos. Era un programa muy rudimentario, corría sobre una UNIVAC 1108 y contaba con sólo 5 comandos : Create, Delete, List, Modify y Append.

En 1971 Jeb Long y Jack Hatfield, basándose en RETRIEVE, comenzaron a desarrollar un sistema de base de datos más potente. Jack Hatfield dejo el JPL tiempo después pero Jeb Long terminó la tarea. El programa se llamó JPLDIS, Jet Propulsion Laboratory Display Information System, estaba escrito en FORTRAN sobre una UNIVAC 1108 y contaba con 50 comandos. JPLDIS se usó no sólo en el JPL, sino también en otras agencias gubernamentales.

En 1975, Wayne Ratliff trabajaba en la Martin Marietta Corporation (una importante contratista de la NASA) desarrollando un sistema de manejo de datos llamado MFILE, el cual sería utilizado en la nave VIKING en su viaje a Marte en 1976. En este momento empezó a interesarse por dos cosas : el procesamiento del lenguaje natural y el fútbol americano. Ratliff intentó aplicar sus conocimientos para realizar un programa con el que analizar las estadísticas de los resultados del fútbol pero la tarea le fué imposible. Se dió cuenta de que no tenía el programa adecuado y se propuso crear un sistema de bases de datos con una interfaz en lenguaje natural.

En 1978 y tomando como base JPLDIS, Ratliff empezó un programa al que llamaría Vulcan. Escrito enteramente en lenguaje ensamblador, se ejecutaba sobre una IMSAI 8080 con un sistema operativo PTDOS, aunque despu´s crearía un versión sobre un sistema operativo más difundido en ese momento: el CP/M. En Octubre de 1979, un año y nueve meses después, Ratliff colocó un anuncio en la revista BYTE poniendo a la venta su recien acabado programa, Vulcan llegaba al mercado.

Wayne Ratliff

Vulcan no era el único programa de su tipo, existían otros como FMS 80, Condor o Selector, en el verano de 1980 se habían vendido 60 copias de Vulcan. Ratliff, al mismo tiempo que seguía trabajando en Martin Marietta atendía los pedidos, de hecho era él mismo el que rellenaba las facturas, hacia las copias en disquetes y enviaba el programa por correo. Esta situación era demasiado agotadora y decidió retirar los anuncios de las revistas, no vender más Vulcan y únicamente dar soporte a las copias ya vendidas. En este momento, Ratliff empezó a entablar negociaciones con un profesor de la universidad de Washington y su esposa, que se interesaron por la comercialización del programa, fue entonces cuando llegaron los propietarios de una pequeña empresa de distribución llamada Discount Software, George Tate y Hal Lashlee. Tras presenciar una demostración de Vulcan se decidieron apostar por el producto, firmaron con Ratliff un contrato de distribución y dio comienzo la andadura de dBase.

El imperio dBase.

Tras adquirir los derechos de comercialización, George Tate tomo el control sobre el marketing de su nuevo producto y lo primero que hizo fue cambiarle el nombre, en parte porque buscaba un nombre más serio y en parte porque una empresa de Florida distribuía un sistema operativo con ese mismo apelativo. Así pues, Tate eligió la denominación de dBaseII (dBaseI nunca existió) y para comenzar a venderlo también cambio el nombre de su compañía a Asthon-Tate, al parecer porque le sonaba mejor que Tate-Lashlee (Asthon era el nombre de su periquito!?).

En febrero de 1981, dBaseII comenzó a ser un éxito de ventas, se vendía a 650$ US y para finales de ese mismo año, Ratliff tubo que contratar a varias personas para poder realizar las modificaciones que le pedían los clientes. A mediados de 1982 se vendía tan bien que dejó su empleo para dedicarse íntegramente a dBase. dBaseII era un producto único en su época, potente pero sobre todo muy fácil de aprender por el usuario final (en contraste con otros lenguajes como C, Cobol o Basic). Asthon-Tate publicó el formato de ficheros de dBase, el DBF y multitud de programas eran capaces de leerlo, contribuyendo así a su cada vez mayor difusión.

En 1983 Ratliff vendió los derechos íntegros de dBase y pasó a ser Vicepresidente de Nuevas Tecnologías, en ese mismo año apareció la versión 2.4 para PC’s (con PC_DOS) y Ratliff cansado de problemas se tomó un descanso en el que retomó su pasión por la IA. Fue un descanso corto, ya que presionado por la aparición de otros competidores (como R:BASE), Ratliff volvió para sacar a luz una nueva versión más rápida de dBase. Así y en sólo cuatro meses, en Junio de 1984, apareció dBaseIII, escrito ya en C y para procesadores de 16 bits, después de esto volvió a su aislamiento. Mientras se publicaba la versión dBaseIII Plus, que incluía un nuevo interfaz de menús desplegables Assist (al estilo de WordStar, el entonces mejor procesador de textos).

En Agosto de 1984 moría de un ataque al corazón George Tate y con el empezó a desvanecerse la magia de dBase. Ed Esber, (ex-vicepresidente de mercadotecnia de Visicorp) tomó el mando de Ashton-Tate, pero las cosas sólo empeoraron. Esber inclinó la balanza demasiado al lado de la mercadotecnia, olvidándose de la tecnología. En enero de 1986, Ratliff abandonó la empresa y a dBase.

El comienzo del fin.

En 1985 las cosas ya no iban tan bien. Debido al enorme éxito de dBaseIII+ comenzaron a aparecer productos que lo imitaban e incluso le superaban en algunos aspectos. Paradox, Quicksilver, Arago, dBXL y Clipper, que contaban con la gran ventaja que compilaba los programas produciendo un ejecutable (con la consiguiente ganancia de velocidad y salvaguarda del código fuente).

En 1988, por fin apareció dBaseIV 1.0, incluía numerosos avances : ventanas, menús, la capacidad de Rollback, muchas nuevas funciones.. pero sobre todo aparecía con dos años de retraso, sin compilador de programas y ¡lleno de errores! Un año y medio esperaron los usuarios hasta que salió la versión que corregía los errores, la 1.1. dBase perdió una gran cuota de mercado en ese tiempo y sus competidores se hicieron más grandes. Además, en 1990 Microsoft presentó su Windows 3.0, producto que fue un auténtico éxito. Pero dBase no conseguía adaptarse y seguía siendo un programa bajo DOS. Ese mismo año y tras unos resultados económicos bastante malos, Esber abandonaba el barco.

En 1991, una entonces pequeña compañía llamada Borland dio la sorpresa al comprar dBase a Ashton-Tate y en 1993, de su mano, aparecía la versión 2.0 de dBaseIV, una versión muy estable y que por fin traía el ansiado compilador. Sin embargo era ya demasiado tarde, WordTech había presentado Arago for Windows, era dBase para Windows pero mejor que el propio dBase. Borland se vio entonces forzada a comprar Arago y éste programa sería el corazón de dBaseV for Windows, que sería presentado en Agosto de 1994. Este fue el final del dBase original, ya que en la nueva versión lo único que se había salvado de él era el debugger.

En Julio de 1995 saldría la mercado Visual dBase 5 y en Diciembre de 1997 Visual dBase 7, una versión ya totalmente de 32 bits que corría bajo Windows95 y NT. Sin embargo dichas versiones estaban ya destinadas a un público profesional, de desarrolladores. Se había perdido definitivamente el espíritu de fácil manejo y asequible al usuario final que llevo a dBaseII a dominar el mercado de su época como pocos productos lo han hecho en su categoría.

Ashton-Tate versus tenología xBase.

Desde el éxito de dBaseII numerosos productos habían salido al mercado intentando copiar su modelo de programa, pero sobre todo se copiaba aquello que había lo había hecho triunfar: su sencillo, y a la vez potente, interfaz de comandos, los cuales constituían un verdadero lenguaje de programación.

Lógicamente, viendo como sus competidores le comían terreno día a día, Ashton-Tate intento controlar su criatura y la forma que tenía de hacerlo era mediante denuncias. Ashton-Tate denunciaba a todos aquellos productos que hacían referencia a dBase y/o copiaban de alguna manera su producto y así nació el término xBase.

En Septiembre de 1988, una de estas denuncias cayó sobre Fox Software y su producto FoxBASE. Dos años más tarde, en 11 de Diciembre de 1990, el juez Hatter dictó una sentencia que condenaba a dBase: según Hatter, Ashton-Tate habían intentado ocultar que dBase procedía de un programa público, JPLDIS, y que por lo tanto no podía intentar ejercer derechos de copyright sobre él, en consecuencia y como condena, permitía a cualquier compañía copiar su interfaz, era sin duda la derrota de dBase como producto y la victoria de xBase como tecnología.

Dialectos xBase I : Clipper y CA-Clipper.

Si tomamos el conjunto de comandos de dBase como un lenguaje, los diversos productos que lo implementaban estaban creando una serie de dialectos que normalmente ofrecían compatibilidad con el dBase original (como mínimo con dBaseII y III) y luego una serie de “extras” en formas de nuevas funciones y capacidades.

Uno de estos primeros dialectos que consiguió una gran difusión fue Clipper. Clipper apareció en 1985 de la mano de una empresa denominada Natuncket, se ofrecía como un compilador de programas dBase. Escrito en C y en ensamblador, producía programas ejecutables que podían funcionar de forma independiente y sin necesidad de ningún tipo de run-time. Existían cinco versiones del Natuncket Clipper original : Clipper’85, Clipper86, Clipper’87, Clipper 5.0 y Clipper 5.01 esta última publicada en Abril de 1991.

CA-Clipper 5.3 Upgrade

En 1992 la empresa Computer Associates compró Clipper y en Febrero de 1993 presento CA-Clipper 5.2, surgieron varias versiones más y en Mayo de 1996 se publicó la última en el formato tradicional de compilador para DOS, la CA_Clipper 5.3. En estos momentos si se querían hacer programas para Windows con Clipper se podían utilizar librerías como FiveWin o Clip4Win, estas estaban desarrolladas por empresas que nada tenían que ver con CA, la cual presentaría su propuesta para Windows en forma de CA Visual Objects. Este era un entorno de programación que paradójicamente no acabó de cuajar entre la comunidad de desarrolladores, ya que CA-VO imponía más bien un nuevo modo de programación. El resultado fue que muchos desarrolladores siguieron programando en el Clipper clásico y utilizando dichas librerías para portar sus programas a Windows.

Dialectos xBase II : FoxPro.

Siguiendo la estela de Windows, otro dialecto xBase era FoxPro. Este producto había nacido en 1984 de la mano de Dave Fulton y Bill Ferguson bajo el nombre de FoxBase. FoxBase era un compilador de dBaseII que creaba ejecutables bastante rápidos y eficientes. En Junio de 1986 salía al mercado FoxBASE+ y en 1988 Fox Software recibía una demanda de Ashton-Tate. Sin embargo su desarrollo no se paró, y en 1989 apareció FoxPro 1.0, la primera versión que abandonaba el DOS en favor de Windows. En Julio de 1991 y ya publicada la sentencia absolutoria, aparece FoxPro 2.0 cuyo mayor logro fue la inclusión de la tecnología Rushmore, un método de acceso a registros muy eficiente que aceleraba considerablemente los programas escritos con Fox. Además, se añadió el lenguaje de datos SQL.

FoxPro

En Junio de 1992 se produjo un hecho que pocos esperaban, Microsoft adquiere FoxPro por 173 millones de dólares (un hecho singular ya que en ese momento existía un proyecto llamado Cirrus que más tarde daría lugar a un SGBD llamado MS Access). Inmediatamente se publica MS FoxPro 2.0 cuyo única diferencia consiste en el logotipo de Microsoft en la caja del producto. Microsoft distribuyó varias versiones más de FoxPro, la versión 2.5 aparece en Enero de 1993 y siguiendo la política de MS nuevos parches aparecen cada 2 o 3 meses para tapar los fallos, son la versiones 2.5a y 2.5b. En Marzo de 1994 llega FoxPro 2.6 que promulga una mayor compatibilidad con dBase e incluye por primera ver diversos Wizars. En 1995 se produce un hecho importante, Dave Fulton abandona Microsoft. Salen varios parches más hasta Julio 1999, momento en que MS anuncia que dejará de dar soporte a FoxPro 2.x, pasando a incluirlo en su lista de productos obsoletos y centrándose en Visual FoxPro como su sucesor natural hasta el momento actual.

Actualmente Visual FoxPro sigue en el "candelero". Forma parte de Visual Studio y MIcrosoft parece tenerlo en cuenta en su estrategia de mercado. Hay que recordar que VFP fue desde el principio diseñado para manejar datos y para manejarlos bien.

Dialectos xBase III : Alaska xBase++.

XBase++ es un compilar de Clipper para entornos gráficos. Es compatible con el lenguaje definido en CA-Clipper hasta la versión 5.2e. xBase++ se centra el una fácil migración de aplicaciones escritas en Clipper (se requieren pequeños cambios para lograr la compatibilidad con dBASE o FoxPro), sobre todo a entornos gráficos como Windows 95, NT e incluso OS/2. Así si en CA-Visual Objects se tenía la gran desventaja de tener que escribir bastante código nuevo para adaptarnos a los nuevos controles gráficos, xBase++ propone un modelo de eventos que hace esta transición mucho más directa.

Además, los ejecutables generados son netamente de 32 bits, con las mejoras de rendimiento y potencia que ello conlleva (no genera para DOS ni para Win 3.x). El código generado es código nativo y no el conocido pseudocompilado de Clipper. Incluye además su propio compilador y enlazador de 32 bits, que a parte de generar ejecutables es capaz de generar DLLs. Permite también la ejecución multiproceso mediante el uso de hebras concurrentes.

Free xBase.

Relacionados con xBase existen varios proyectos que siguen una política de libre distribución. Son intentos de dotar a la comunidad xBase de herramientas de libre uso o gratuitas, que permitan el desarrollo de proyectos en estos lenguajes.

Sin duda el más interesante es el Proyecto Harbour. Este es un proyecto de desarrollo de un compilador para el lenguaje xBase, que se fundamenta en dar compatibilidad con la versión de CA-Clipper 5.2 Internacional. El compilar es multiplataforma, es decir, existen versiones para Windows 95, 98, 200, NT, MSDOS, Linux y FreeBSD.

Otro proyecto es X2C, este es un compilar de xBase que genera ejecutables mediante el paso intermedio de creación de un programa en C equivalente al fuente. Admite los dialectos dBaseIII+, Clipper’87 y FoxBASE 2.1.

Bibliografía y Enlaces.


Para cualquier comentario escríbeme un e-mail.
Puedes dar tu opinión en mi foro de discusión.